martes , mayo 22 2018
Inicio / Opinión / BANDA 28: SMARTPHONES Y USUARIOS

BANDA 28: SMARTPHONES Y USUARIOS

manos-con-smartphone
Jesús Romo de la Cruz, Consultor de Telconomia
Jesús Romo de la Cruz, Consultor de Telconomia
La norma que ordena que a partir de este año se comercialicen solamente smartphones 4G compatibles con la banda 28 de LTE (700 MHz APT) impactará principalmente la disponibilidad de terminales de bajo costo en los próximos meses, pero este efecto no será duradero.

El plan APT para la banda de 700 MHz permitirá aprovechar el dividendo digital en más de un continente, respaldando así el potencial para un amplio entorno de terminales banda 28 (B28).

El 3 de enero se publicó la Disposición Técnica IFT-011-2017 que ordena este cambio. Aunque durante este mes se ha especulado en espacios informativos y de opinión sobre el alcance de esta política, un vistazo a la evidencia disponible permite distinguir errores de dichas apreciaciones. Quizás el más sorprendente es el que sugiere que la B28 sólo está incluida en terminales de gamas media o alta, cuando en México se comercializan smartphones B28 de gama baja desde 2015.

Es verdad que la variedad de teléfonos B28 es por ahora reducida al compararla con otras bandas disponibles en el país (1.9 GHz y AWS, por ejemplo), pero esto pronto dejará de ser un problema. La B28 ha sido adoptada en casi toda Latinoamérica, además de que en Asia y Medio Oriente también será utilizada. Permitirá aprovechar el dividendo digital en estas áreas y esta armonización fomentará economías de escala suficientes para los próximos años.

Incluso, la armonización de esta banda permitirá su uso en mercados europeos, donde algunos países ya licitaron su segundo dividendo digital (700 MHz en este caso, siendo 800 MHz el primer dividendo). Por ejemplo, un dispositivo B28 podrá funcionar en la red de un concesionario de 700 MHz en Francia (como Free) gracias a la compatibilidad del plan europeo de la banda 700 MHz y el plan APT 700 MHz.

Aunque la norma se ha comentado en enero, varias empresas y algunos consultores dieron su opinión a mediados del año pasado durante el proceso de consulta (https://goo.gl/Ay7qgq). Independientemente de las reacciones tardías a esta norma, dicho proceso incluyó un análisis de impacto del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) que aparentemente no fue consultado a la hora de escribir artículos que sostienen que la B28 sólo funcionará en smartphones “pirrurris”.

De ese documento se destacan los siguientes datos: la B28 tendrá un potencial global de 4 mil millones de personas; en abril de 2015 había 81 equipos terminales B28 y para julio de 2017 se contaban 593 (incremento de +632%); las ventas de trimestres previos al 3T17 de smartphones compatibles con B28 superaban los 13 millones en México.

Gráfica de smartphones
Gráfica de smartphones

Por otro lado, desde el año pasado Telconomía ha comentado en otros espacios que en agosto de 2017 ya había 741 dispositivos B28 (crecimiento de 814 por ciento comparado con la cifra de agosto 2015), según la Global mobile Suppliers Association (GSA), y que la B28 tiene el potencial de superar a bandas como AWS que están limitadas a una zona como las Américas.

De acuerdo con la GSA, actualmente la banda 2.5 GHz canalizada como banda 7 tiene uno de los entornos de dispositivos más amplios (más de 5 mil en agosto de 2017), mientras que las bandas 2 y 4 (1.9 GHz y AWS-1) tenían cada una para esa fecha más de 2 mil aparatos compatibles. La B28 tendrá más alcance en usuarios que la B4 (concentrada en las Américas), por lo que deberá superar paulatinamente la marca de 2 mil terminales disponibles para acercarse a cantidades más cercanas a las de la B7.

Como remate, desde 2016 ya se venía anticipando este crecimiento del entorno de la B28 gracias a conexiones no humanas. Por ejemplo, el director de 5G Americas para América Latina y el Caribe, José Otero escribió desde octubre de ese año que conexiones del IoT para casos de uso como vehículos conectados se enlazarán con LTE mediante la B28 (https://goo.gl/NJdU98). Pluma o voz de auténtico experto, más que de profeta.

Si bien estas cifras son a nivel global, el documento de impacto del IFT incluye un análisis de los terminales B28 en el mercado mexicano. El Instituto identificó que de 106 modelos de smartphone 4G que se vendían en 2017, 60 (57 por ciento) eran compatibles con la B28. En otras palabras, desde el año pasado la mayoría de los smartphones 4G ya cumplían con el requisito que entrará en vigor en 2018.

Participación de mercado de smartphones
Participación de mercado de smartphones

El mismo análisis del IFT reconoce que en ese momento la gama baja sería la más afectada. De los 10 smartphones más baratos (entre MXN $1,838-$2,400) sólo uno era compatible con la B28 y sólo 5 de los 30 teléfonos más baratos (entre MXN $1,838-$4,000) eran B28.

Dicho análisis concluye que de los 10 teléfonos menos costosos, sólo 7 podían operar en la red de Telefónica, mientras que todo ese grupo podía funcionar en las redes de Telcel y AT&T gracias a que eran compatibles con las B4 (Telcel además usará la B7; Telefónica traspasó sus licencias AWS y no usa B4).

Desde una perspectiva de usuarios y tecnología queda claro que en los próximos meses la gama baja será la más sensible a este cambio, pero este impacto se mitigará por dos fuerzas.

En primer lugar, el desarrollo del entorno de la B28 se mantendrá y habrá más terminales disponibles en todos los rangos de precio a partir de este año. En segundo lugar, los mercados secundarios de terminales 4G (reacondicionado, usados) seguirán siendo una alternativa, sobre todo para usuarios que valoran descuentos o que buscan opciones asequibles.

Esta norma difícilmente impedirá que la LTE deje de ser adoptada como tecnología de banda ancha móvil por los usuarios, pues seguirá existiendo una oferta de terminales B28 en todas las gamas. La norma puede tener otras implicaciones para los operadores en temas como portabilidad, el desarrollo de sus servicios y su relación con la Red Compartida, pero eso será materia para otra columna.
C$T-EVP

Acerca de Jesús Romo de la Cruz

Jesús Romo es analista y consultor especializado en política pública de telecomunicaciones y TIC. Desarrolló desde 2014 la marca y el portal Telconomia en donde publica regularmente análisis sobre la interacción entre la tecnología, la regulación y política pública de telecomunicaciones. Ha asesorado como consultor y analista a organizaciones y operadores en México y Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *