lunes , octubre 22 2018
Inicio / Tecnología / Dispositivos IoT, en la mira de los hackers
Imagen de archivo

Dispositivos IoT, en la mira de los hackers

Detectan 7,242 malware en últimos 5 meses.

En el periodo enero-mayo de este año, investigadores de Kaspersky Lab detectaron 7 mil 242 muestras de malware en dispositivos conectados al Internet de las Cosas (IoT), lo que representa 74 por ciento más del total registrado en el lapso de 2013 a 2016.

Este comportamiento se explica por un mundo más interconectado, poco conocimiento preventivo del usuario y falta de actualizaciones o parches de los fabricantes para enfrentar vulnerabilidades.

Estamos construyendo un mundo cada vez más interconectado rodeado de dispositivos inteligentes, lo cual nos da la posibilidad de interactuar con muchas personas y lograr muchas cosas; sin embargo, toda tecnología tiene rasgos positivos como negativos y en el caso concreto del IoT el riesgo más grande es la seguridad”, señaló Roberto Martínez, analista senior de Kaspersky Lab,

Durante la VII Cumbre Latinoamericana de Analistas en Seguridad, destacaron que si bien los ataques a los dispositivos inteligentes se observaron años atrás, fue en 2016 con la aparición de Mirai, que el mundo se dio cuenta de los enormes riesgos que existen en torno al auge del loT en donde los hackers han multiplicado sus ataques.

Datos de la firma Gartner, calculan que actualmente hay más de 6 mil millones de dispositivos conectados al IoT en el planeta entre aparatos electrodomésticos modernos, teléfonos, televisores, termostatos, refrigeradores, monitores de bebé, brazaletes de fitness y juguetes para niños que ha hecho que los hackers ataquen cada vez más esos dispositivos.

El aumento en el número de detecciones de malware nos da una idea del despegue que ha tenido el ataque a dispositivos que es una tendencia que lejos de ser reversible, va en aumento, lo cual nos lleva a la urgencia de pensar en qué medidas de seguridad se deben de tomar para este tipo de tecnologías”, recalcó Martínez.

Los hackers encuentran diversas ventajas al atacar este tipo de dispositivos, pues tienen un bajo consumo de energía, son portables, de bajo costo, están disponibles desde Internet y es posible configurarlos con herramientas open source, disponibles de manera gratuita.

Una de las posibles soluciones para resolver las cuestiones de seguridad en los dispositivos conectados a Internet es la implementación de mecanismos de blockchain of things que a través de un esquema de descentralización, intercambio de datos de manera segura y del reforzamiento en el proceso de autenticación y validación, hacen que estos dispositivos sean más seguros”, explicó.

Para el analista de Kaspersky Lab, si bien los dispositivos conectados al IoT están presentes en prácticamente todos los sectores, son el de la salud y la industria los de mayor crecimiento en el uso de estas tecnologías.

La firma Grand View, prevé que en el mercado global la industria de la salud invertirá alrededor de 410 mil millones de dólares en dispositivos IoT, servicios y software en 2022; sin embargo, el riesgo es que junto con esta tendencia se ha visto el surgimiento de algunos procedimientos como el Medjack, a través del cual los atacantes buscan comprometer los equipos que se conectan a los dispositivos médicos.

En agosto de este año, uno de los principales fabricantes de marcapasos emitió una alerta de llamado para actualización de firmware a cerca de 465 mil pacientes después de descubrirse una vulnerabilidad que ofrece al atacante la posibilidad de realizar diferentes vectores de ataques que tendrían un impacto directo en la salud de los pacientes.

Por su parte, en la industria existen muchos dispositivos conectados que forman parte de la cadena de distribución o fabricación de productos que de ser vulnerados podrían comprometer la infraestructura crítica y partes medulares de la entrega de productos y servicios.
C$T-EPV

Acerca de Arturo Gómez

Laboró en el periódico El Financiero, y actualmente es colaborador en distintos diarios de circulación nacional, así como revistas especializadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *