«Grooming», delito que debe castigarse en la CDMX

Imagen de archivo

Buscan reformar Código Penal capitalino.

En México, al menos uno de cada siete menores de edad ha recibido solicitudes sexuales, generalmente por adultos que se hacen pasar por “amigos” en las redes sociales, donde 80 por ciento de los que las utilizan aceptan a desconocidos y 43 por ciento habla con ellos.

Por ello, el diputado Miguel Ángel Salazar Martínez presentó a la mesa directiva del Congreso de la Ciudad de México una iniciativa con proyecto de decreto por el cual se adiciona el artículo 183 BIS al Código Penal local, en el cual se impondrá de cuatro a ocho años de prisión y multa de 400 a mil días multa a los adultos que busquen ganarse la confianza de menores de edad con fines de satisfacción sexual.

El «grooming», explica el documento legislativo, es la práctica online en la que incurren los adultos que buscan ganarse la confianza de un menor fingiendo empatía, cariño, etcétera, con fines de satisfacción sexual: buscan obtener imágenes del menor en situaciones de desnudez, sexuales o pornográficas, hasta la posibilidad de cometer abuso sexual sobre éste.

«El acosador generalmente es un adulto, y se vale de las nuevas tecnologías y medios (como celulares, foros y redes sociales) para establecer canales de comunicación directa con el menor, a fin de lograr lazos de amistad».

Señala que si bien las diversas plataformas digitales ofrecen importantes beneficios para los usuarios en términos de acceso a la información, entretenimiento y educación, también genera una serie de riesgos para la seguridad de las personas, sobre todo en el caso de los niños y los jóvenes capitalinos.

Así, el uso de los teléfonos inteligentes permite encontrar en redes sociales como Facebook o Twitter y en apps como Skype, SnapChat, Path, Vine, Foursquare, Pinterest, WhatsApp, Instagram y Secret, un espacio para conocer gente que muchas veces oculta su verdadera identidad.

«Facebook ha dado a conocer que al menos 80 millones de perfiles registrados son falsos; estos son los que, por medio de engaños, son usados para entablar un vínculo con 80 por ciento de los menores de edad (más de 9 millones)».

Los niños utilizan las redes sociales desde muy temprana edad, incluso más allá de lo que las propias redes sociales indican como conveniente (Facebook, por ejemplo, fue concebida para mayores de 18 años).

«En definitiva, las conductas por las cuales se hace uso inadecuado, irracional e indiscriminado de la informática y sus avances, debe traer como consecuencia, la actualización del ordenamiento jurídico penal de la Ciudad de México».

C$T-GM

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here