martes , junio 19 2018
Inicio / Tecnología / AI / IA y Blockchain imponen fuertes desafíos regulatorios

IA y Blockchain imponen fuertes desafíos regulatorios

Imagen de archivo

Ambas tecnologías abren preguntas pertinentes.

Ante la proliferación de productos y servicios relacionados con la Inteligencia Artificial (IA) y las Cadenas de Bloques (Blockchain), es fundamental que los responsables de la elaboración de políticas regulatorias estén conscientes del impacto de estas tecnologías en el futuro del desarrollo del trabajo y las habilidades, así como en las implicaciones potenciales en temas de transparencia, supervisión, responsabilidad y seguridad.

En su informe “Perspectivas de la OCDE sobre Economía Digital 2017”, el organismo internacional explora las características, oportunidades y retos que generan dos de los desarrollos tecnológicos más prometedores de la actualidad: las máquinas que realizan funciones cognitivas similares a las humanas, conocidas también como IA y el Blockhain, una tecnología de base de datos a prueba de manipulaciones.

Al detalle, el estudio señala que la IA promete generar ganancias en productividad, mejorar la eficiencia de la toma de decisiones y reducir los costos, pues permite el procesamiento de datos en escalas enormes y acelera el descubrimiento de patrones.

Al ayudar a los científicos a percibir relaciones complejas de causa y efecto, se espera que la IA contribuya a resolver retos mundiales complejos, tales como aquéllos relacionados con medio ambiente, transporte o salud.

“La IA puede mejorar radicalmente la calidad de vida, teniendo impacto en atención médica, transporte, educación, seguridad, justicia, agricultura, comercio al por menor, finanzas, seguros y banca, entre otros. De hecho, la IA puede tener una aplicación valiosa en donde deba emplearse la inteligencia”.

Sin embargo, esta tecnología abre preguntas pertinentes relacionadas con su capacidad de remplazar y/o aumentar los componentes del trabajo humano en empleos que requieren o no de habilidades, requiriendo que las políticas faciliten transiciones profesionales y que ayuden a los trabajadores a desarrollar las habilidades para obtener beneficios.

“La IA también puede tener impacto en la concentración económica y la distribución del ingreso. Otro problema es garantizar la transparencia y supervisión de las decisiones impulsadas por la IA que tienen impacto en las personas y evitar sesgos algorítmicos, discriminación y abusos contra la privacidad. La IA también genera nuevas preguntas de responsabilidad y seguridad”.

Por su parte, el Blockchain puede definirse como una tecnología de base de datos distribuida y a prueba de manipulaciones que puede usarse para almacenar cualquier tipo de datos, incluyendo transacciones financieras, y que tiene la capacidad de generar confianza en un ambiente desconfiable.

Este tipo de plataformas no necesitan ninguna autoridad central u operador intermediario
para funcionar, como se vio con el bitcoin, una divisa virtual y una de las primeras
aplicaciones exitosas de cadena de bloques
que opera independientemente de cualquier
banco central.

“Más allá del bitcoin, las aplicaciones de cadena de bloques proporcionan muchas oportunidades, incluyendo el sector financiero, público, educativo e Internet de las Cosas, notablemente al reducir la fricción en el mercado y los costos de las operaciones, facilitar la transparencia y rendición de cuentas y habilitando la ejecución garantizada por medio de contratos inteligentes”.

Los retos que generan algunas aplicaciones de cadena de bloques incluyen, por ejemplo, la
dificultad de apagar una aplicación de cadena de bloques, si su red es transnacional, o el reto de hacer cumplir la ley en ausencia de algún intermediario central; lo cual también genera la pregunta importante de cómo y a quién imputar la responsabilidad legal por agravios generados con sistemas basados en Blockchain.

“Los desafíos más comunes para las políticas asociadas con las tecnologías de cadenas
de bloques tienen que ver con los aspectos de evasión de impuestos, lavado de dinero,
financiamiento terrorista y la facilitación de otras actividades criminales, como la venta de
drogas ilegales y armas, como se ejemplifica en el mercado negro descentralizado Silk Road”.
C$T-GM

Acerca de Guadalupe Michaca

Egresada de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, suma más de 15 años como periodista especializada en Telecomunicaciones, Radiodifusión y Tecnología. Formó parte del equipo de reporteros de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano, (Notimex); ha tenido apariciones como comentarista en TV Azteca y en la actualidad es jefa de información en www.consumotic.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *