Digitalización y redes 5G elevarán productividad en AL

Imagen de Nokia

Nokia, preparada para integrar redes de nueva generación

En los próximos cinco años, los procesos de conectividad, digitalización e integración de redes 5G, además de elevar la productividad de diversos sectores productivos, será el canal que modernice a la «industria física», procesos que generarán nuevas oportunidades de negocio valuadas en 3.8 y hasta 11 trillones de dólares, aseguró, Osvaldo Di Campli, jefe para el Mercado de América Latina de Nokia.

Al participar en el Mobile 360 Latin America, organizado por la asociación GSMA, detalló que en los últimos 20 años la mayoría de las economías ha reportado nulo crecimiento en su productividad, lo cual habla del desafío que enfrenta América Latina, que en 15 años ha crecido a un ritmo de sólo 2.0 por ciento, mientras que otras sociedades emergentes con un desarrollo tecnológico mayor, su PIB aumentó a un ritmo de entre 4.0 y 5.0 por ciento.

Dicho escenario explica en parte cómo al interior de cada economía las «industrias físicas» (sector energético, manufactura, maquila, o automotriz entre otros), su productividad creció solo 0.7 por ciento, mientras que las denominadas «industrias digitales» (como la banca con una fuerte inversión en nuevas tecnologías) elevó su ritmo hasta en 3.7 por ciento.

Este comportamiento destaca la conveniencia de instrumentar aplicaciones de misión crítica en la industria que contribuyan al aumento de su productividad, lo cual exige redes mucho más potentes y rápidas como la 4G, así como la posibilidad de incorporar la naciente tecnología 5G, que ofrece mayor velocidad y menor latencia en su operación.

El directivo de Nokia resaltó el surgimiento de la convergencia entre industrias físicas y digitales, es decir, la existencia de 14.5 millones de sitios industriales que en forma individual requerirán conectividad y manejo de herramientas digitales, lo cual generará nuevas oportunidades de negocio estimadas en 3.8 y hasta 11 trillones de dólares, tan solo por la modernización que deberán realizar los sectores productivos en el mundo, hacia el 2025.

Aunque la cifra puede parecer enorme, es necesario considerar que en el mercado global toda la industria de las telecomunicaciones genera ingresos del orden de los 200 billones de dólares anuales, lo cual da una idea de lo que se puede alcanzar al generar más valor en este sector productivo.

El desafío de las redes 5G en América Latina será encontrar un modelo de negocio que lo mismo permita monetizar negocios en el ámbito del consumo masivo -donde democratizará el uso de sistemas digitales-, pero también en el área residencial y sobre todo en el ámbito industrial, donde se advierten las mayores posibilidades de uso.

Ante la integración de redes 5G en América Latina, Nokia continúa modernizando las redes de los clientes, tanto en acceso fijo como móvil, es decir, la infraestructura o «cañería inteligente» y los cerebros de las redes, justificado todo ello en una inversión de negocio elaborado por el brazo estratégico de la firma que es «Bell Labs», área encargada de crear modelos de negocios viables.

Estas acciones han sido respaldadas por un monto de inversión significativo en los dos últimos años, todo ello para preparar la llegada de la tecnología 5G en el momento adecuado y para emprender los primeros lanzamientos bajo un esquema comercial como el concretado con Antel en Uruguay, así como para capacitar el talento necesario que exigirá esta transformación.

Sin embargo, América Latina debe realizar antes algunas tareas previas pues reportando un ARPU promedio de 3 a 10 dólares, es complicado para los operadores realizar nuevas inversiones, por ello es necesario: justificar modelos de negocio con aplicaciones viables y un retorno aceptable, garantizar la cantidad de espectro necesario y evaluar hacia dónde se están canalizando los recursos que generan el elevado nivel impositivo aplicado a esta industria.

C$T-EVP

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here